Godzilla ★★★½

Cuando una secuela o remake que me interesa está a punto de estrenarse, yo soy uno de esos pocos que se siente obligado a revisionar lo que nos ha llevado hasta ese estreno. Hoy me ha tocado disfrutar con la mejor versión americana del mítico Godzilla.

A nivel de guion tengo muy poco que recriminar, pues las ideas me parecen que se han intentado llevar con una una seriedad y respeto hacía el personaje más que evidente. En este apartado mis pegas van hacía unas líneas de diálogo que deberían haber sido pulidas de primera mano, escenas que corresponden a conversaciones entre los la familia de personajes que protagoniza el film y que no quedan naturales, molestando a la hora de poder empatizar mínimamente con ellos.

A nivel técnico no tengo nada que objetar, tanto su fotografía, como su dirección y un largo etcétera, consiguen plasmar las ideas de producción sobre la pantalla. Es en el diseño de producción donde pondría el otro gran pero del conjunto, un concepto que consiste en reducir con cuenta gotas unas escenas de acción que podrían haber dado muchísimo más de sí. No es algo que sea malo, simplemente se siente que la cinta podría haber dado mucho más de sí de lo que finalmente acabo dando.

En conclusión, del computo de cinco películas que he visto de este personaje, seguramente 'Godzilla' es la segunda mejor de ellas. Un remake que transpira algo de esa esencia de la original para servirla de cara al público. El resultado es satisfactorio y mejorable, una esperanza de que el cine estadounidense puede hacer una versión digna del emblemático personaje japones.